BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre mascotas!

Mis Perros Se Suben Al Sofá, ¿Eso Es Bueno O No?

Mis perros se suben al sofá: Los sitios de reposo y la proximidad con el dueño son elementos esenciales para nuestra mascota.

Más se trata de un privilegio que debemos repartir.

Acostumbra a ocurrir que tendemos a humanizar las conductas de nuestros perros sin arreglar apenas en el significado que tienen nuestros actos para ellos.

No debemos olvidar que son una especie diferente a nosotros y sus necesidades y su forma de asociar las cosas son diferentes a las nuestras, como ocurre con el sofá.

Mis Perros Se Suben Al Sofá, ¿Eso Es Bueno O No?

Mis Perros Se Suben Al Sofá, ¿Eso Es Bueno O No?

La repercusión del carácter del animal

Mis perros se suben al sofá, qué debo hacer?: Con cierta frecuencia tenemos en casa perros con inconvenientes de ansiedad, demasiado apego con sus dueños, algún género de agresividad y otras cuestiones afines.

Si nuestro perro muestra conductas dominantes, el hecho de reposar en un sitio alto y privilegiado de la casa puede agudizar estas conductas, si bien no lo parezca.

Si nuestro amigo está demasiado apegado a nosotros y padece ansiedad cuando no tiene nuestra compañía, nuevamente el estar con nosotros en ese sitio puede empeorar el inconveniente y usted suela decir “Mis perros se suben al sofá”.

Si tenemos un perro equilibrado que no tiene ningún inconveniente de conducta, podría dormir esa siesta plácidamente con nosotros en el sofá, puesto que no hay inconveniente que podamos agudizar.

Mis perros se suben al sofá: Ciertas rutinas como un deficiente ejercicio o bien mental, exceso de privilegios, etcétera, pueden provocar en nuestro perro inconvenientes de comportamiento.

Es útil como pauta para no empeorar una situación que tenga nuestro cánido o bien sencillamente para eludir que lo tenga, De ahí que no es recomendable que suba en nuestra compañía al sofá.

Haz Click Aquí Para Ver:  Consejos Para Socializar A Un Perro

Si bien no tiene por qué razón ser una consecuencia directa el subir al sofá y los siguientes inconvenientes de comportamiento, son factores que pueden causar dichas situaciones.

Creando buenos hábitos

La razón de estas cautelas es que nuestros perros no logran comprender la razón por la que ese recurso (el sofá) es alcanzable de vez en cuando más otras no.

En su psicología canina, esta diversidad de premios les puede causar frustración y una naciente agresividad.

Los perros son animales de hábitos con buena retentiva y probablemente si en su etapa de cachorros lo tomábamos en brazos en el sofá o bien aun en cama para acariciarlo, es lógico que al crecer comprenda que esta conducta está aprobada por nosotros y que es un sitio tolerado.

Para eludir esta costumbre, lo mejor es que desde pequeñísimos siempre y en toda circunstancia les mostremos nuestro cariño desde el suelo, a fin de que no asocie las demostraciones de cariño con el sofá o bien la cama.

Asimismo se da el en caso de que sencillamente se suben pues al sofá porque tiene nuestro fragancia y en nuestra ausencia es realmente agradable para ellos estar en contacto con algo que les recuerda a nosotros.

Mis perros se suben al sofá: La mejor manera de ‘regañar’ a nuestra mascota

Cuando sorprendemos a nuestra mascota en el instante que está subido en el sofá o bien en cualquier moblaje de la casa, debemos reñirle enseguida y jamás dejarlo pasar.

Nos acercaremos a él con suavidad, lo vamos a invitar a bajar sin violencia y contundentemente afirmaremos un “NO”.

De esta manera el animal comprenderá que no está bien subirse donde estaba y que no tiene nuestra aprobación.

Haz Click Aquí Para Ver:  Identifique La Sordera En Perros

Vamos a repetir esta acción muy frecuentemente, teniendo presente que la paciencia y la perseverancia son la clave del éxito.

Premiaremos al animal cuando logremos que continúe en el suelo sin subir a fin de que se sienta retribuido y entienda que hace lo adecuado.

Si pretendemos suprimir el peligro de que el perro suba al sofá o bien haga algún desastre, lo mejor es cerrar la puerta de la estancia; si esto no es posible por la razón que sea y hemos intentado realizarlo “por las buenas”, lo siguiente va a ser tomar medidas más extremas.

Elementos que cubren el sofá

Otra solución realmente útil es cubrir el sofá con una sábana o bien colcha y rociarla con rebosante ambientador, colonia o bien cualquier repelente de los que hallemos en el mercado para perros.

Normalmente a los perros no les agrada esta fragancia y al cubrir se suprime el indicio que generalmente acostumbran a dejar.

Si repetimos esto a lo largo de múltiples días va a dejar de subir.

Asimismo se puede cubrir los bordes del sofá con papel de aluminio o bien latas vacías, de esta forma, si procura subir, seguramente el estruendos le asuste y tras múltiples días opte por no subirse más.

Cuando hayamos logrado que el animal deje de subir al sofá, debemos sostener este criterio con solidez y no permitir que suba más.

Si cambiamos, todo el trabajo desarrollado no va a haber servido para nada.

Si lo precedente no vale de nada, lo que nos queda es buscar la ayuda de un entrenador.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!




BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre mascotas!




Dajar Una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *