BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre mascotas!

De Qué Forma Entrenar A Un Pitbull?

Los pitbull son unos perros con mucha energía y que se consideran raza peligrosa, sin embargo, es un animal al que de forma fácil se le puede entrenar si se sigue una rutina de entrenamientos desde los primeros días que lo tienes contigo.

Hay una serie de trucos que pueden ayudarte a educar a tu pitbull para que logres que te obedezca y que tenga unos hábitos correctos y previsibles.

De Qué Forma Entrenar A Un Pitbull

De Qué Forma entrenar A Un Pitbull

En este artículo te contamos de qué manera entrenar a un pitbull y conseguir que vuestra relación y convivencia sea lo más plácida posible.

Pasos a seguir:

Lo ideal es que intentes entrenar a un pitbull cuando es cachorro puesto que, así, desde pequeño podrá adquirir los conocimientos básicos para poder convivir fácilmente.

Cuando son cachorros, los animales (del mismo modo que los pequeños) son como esponjas que absorben toda la información que reciben, por eso, es importante que si puedes comiences a transmitirle los valores desde los primeros días de convivencia.

Los pitbull, al revés de lo que bastante gente se cree, es una raza de perro muy obediente y leal, con lo que vas a poder conseguir tener una relación muy satisfactoria con tu mascota.

De qué manera entrenar a un pitbull
Ya antes de entrar en materia debemos apuntarte que para enseñar a un pitbull lo idóneo es que lo hagas después de haberlo sacado a pasear.

El motivo está en que es una raza muy enérgica y que precisa quemar energías para poder estar más sosegado.

Si lo sacas a dar un paseo y juegas con él con una pelota, conseguirás que esté más sosegado y predispuesto para que le enseñes las pautas del adiestramiento.

Conque aprovecha tras sacarle a pasear para darle las primeras lecciones.

De qué forma entrenar a un pitbull

Para empezar con tu entrenamiento del pitbull lo esencial es que para que adquiera los conocimientos que deseas transmitirle fomentes el refuerzo positivo; esto es, cada vez que haga lo que le pides, le des un premio.

Así asociará lo que le estás pidiendo con algo bueno y lo hará siempre que se lo solicites.

De igual forma, cuando haga algo mal tendrás que hacérselo apreciar con refuerzos negativos: no le hagas caso, castígale durante un rato encerrado en una habitación, etcétera.

De esta manera comprenderá que eso no debe hacerlo más.

como vamos a entrenar a un pitbull

Uno de los principales problemas en el momento de intentar adiestrar a un pitbull es que es una raza muy dominante y, toda vez que pueda, intentará ponerse sobre ti.

De ahí que, es importante que establezcas que el dominio es tuyo para que se percate de que el líder eres y no él; de esta manera te va a obedecer de manera rápida.

Para conseguir posicionarte como el dominante de tu hogar puedes proseguir estas pautas:

Corrige sus actos cada vez que lo haga mal, hazlo veloz y de manera concisa para que entienda que el que manda eres tú.

Esto es muy simple de hacer con la ayuda de una correa, en el paso 6 te especificamos de qué forma hacerlo.

Dile que “No” a las situaciones que deseas corregir dentro de casa.

Si por ejemplo tiende a subirse al sofá y no deseas que lo haga, ve diciéndoselo las veces que hagan falta sosteniendo tu energía fuerte y breve.

No dejes que entre primero en casa.

Cada vez que volváis de camino y abras la puerta, vas a ver cómo el can intenta colarse para entrar el primero: esta es una señal de dominio que debes parar entrando tú primero.

De qué forma entrenar a un pitbull

Si tu pitbull tiende a ladrar mucho es esencial que corrijas esta costumbre diciéndole, desde el principio, un “No” definitivo.

A fin de que tu mascota comprenda la orden exacta puedes combinarla cogiéndole el morro y cerrarle la boca, tampoco seas muy brusco ni violento, solo es un ademán a fin de que entienda lo que le pides.

Cuando quites las manos y deje de ladrar es el instante de darle el refuerzo positivo para que acabe de comprender lo que le estás diciendo.

Sobre todo evita ser violento o bien ponerte nervioso al cerrarle el hocico, el perro debe comprender lo que sucede sin producir una situación tensa.

Cómo entrenar a un pitbull

Una de las maneras más viables de poder adiestrar a un pitbull es mediante el uso de la correa; con ella puedes corregir actitudes de tu cánido y reorientarlo cara donde quieras.

El paso inicial es dejarle que la correa no le tire, dejarle espacio y libertad para que tu mascota vaya por donde quiera pero cuando haga alguna actitud que no te guste, ladre, camine demasiado alejado de ti, etc.

Es cuando tendrás que darle un tirón seco que vaya acompañado de un déspota “No”.

Para las primeras veces asimismo se recomienda que lleves golosinas para perros para lograr reforzarle y que asocie lo que le estás pidiendo.

Además de usar la correa cuando salís a pasear, asimismo puedes introducirla al principio en casa para enseñarle que no debe subir al sofá, a la cama, etcétera.

Para hacerlo bastará con que le dediques unos minutos cada día y pongas al cánido delante del sofá, por servirnos de un ejemplo.

Cuando veas que subirá le das un tirón seco de la correa con un “No” a fin de que comprenda qué es lo que quieres.

Proceso de entrenar a un pitbull

A fin de que un pitbull se lleve bien con otros perros también precisas dedicar un poco de tiempo a su entrenamiento.

Durante los paseos deja que el cánido interaccione con otros animales para que de esta manera se acostumbre a la presencia habitual de otros perros en su vida.

Como ya hemos dicho, la personalidad de esta raza de perro es muy dominante por lo que siempre y en toda circunstancia procurará ponerse sobre otros perros algo que, en dependencia del otro en cuestión, va a ir bien o no.

Por lo tanto, es probable que tu mascota no se lleve bien con las razas más autoritarias, conque tampoco fuerces la situación.

Para lograr rebajar un poco el dominio de tu pitbull es importante que hagas algunos ejercicios que ayudarán a este propósito.

De este modo, un truco buenísimo es presentar a los dos perros en un territorio neutral y cuando empieces a pasearlos que vayan de forma paralela, ninguno delante del otro.

Cuando veas que funciona bien puedes liberar a los perros de sus correas y dejar que se olisqueen, a la mínima incidencia que veas, ponle la correa y corrígele para que entienda que eso no debe hacerlo; pero si lo hace bien, prémiale con una gominola.

Te Gustó? Ayúdanos a llegar a Más Personas Compartiéndolo en Las Redes Sociales!




BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre mascotas!




Dajar Una Respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *