1.- Evita cargarlo constantemente:

Trata de resistir esta tentación, por el hecho de que su cuerpo es muy frágil.

Si lo haces, primero pon una mano sobre su parte trasera y otra bajo el pecho, levántalo con las dos manos y mantenlo al lado de tu cuerpo a fin de que se sienta seguro.

HAZ CLICK AQUÍ PARA CONOCER EL SIGUIENTE TIPS




BUSCA Aquí Lo que Quieras Saber sobre mascotas!